El entrenador portugués Jose Mourinho no para de acumular sanciones y multas en la Premier League, así como portadas en los rotativos ingleses. El actual entrenador del Manchester United siempre se ha caracterizado por tener un carácter difícil y por su afán a criticar a los árbitros.

La última jugada que ha hecho tuvo lugar este domingo en el último encuentro que enfrentaba al Manchester y al West Ham, y en el que fue expulsado tras patear una botella de agua, enojado por una tarjeta amarilla a Pogba. El portugués vio la tarjeta roja por esta acción y fue obligado a seguir el resto del partido desde fuera del banquillo.

Mourinho y el Manchester están a la espera de una decisión por parte de la Federación Inglesa de Fútbol (FA). Debido a esta última pataleta, al entrenador se le ha abierto expediente y ha sido acusado de ‘mala conducta’. Ésta es la tercera acusación que recibe Mourinho esta temporada, después de ser apercibido en dos ocasiones. En esta ocasión, el árbitro Graham Poll ha solicitado que el luso sea sancionado con seis partidos, “ahora los árbitros están haciendo su trabajo, es hora de que la FA haga el suyo. Deberían sancionarle al menos con seis partidos”.

La actitud de Mourinho tiene un precio

Lo cierto es que Jose Mourinho suma casi 390.000 euros en multas desde su primera etapa en la Premier League, recibiendo un total de diez sanciones económicas entre todas las temporadas que hasta ahora lleva en la liga inglesa. Una de las sanciones fue impuesta por la UEFA y el resto por la FA.

La mayoría de ellas han sido interpuestas por las críticas que el entrenador acostumbra a hacer sobre los árbitros. La sanción más fuerte, sin embargo, se debió a que el portugués se reunió con el jugador Ashley Cole cuando éste tenía contrato con el Arsenal.

Además de las sanciones el entrenador es protagonista fijo de los rotativos ingleses, quienes le critican por su actitud. ‘Mourinho está en guerra, es una amenaza y está fuera de control’, dicen en The Sun. El Daily Mail por su parte sostiene que ‘Su comportamiento está empezando a hacer daño al Manchester United’.

Dejar respuesta