La gimnasta rusa Yana Kudryavtseva, ganadora de 13 títulos mundiales y medalla olímpica de plata en Río 2016, se ha visto obligada a retirarse, con tan solo 19 años, de la gimnasia rítmica debido a una lesión.

Fue Irina Viner, máxima responsable de la federación rusa de gimnasia (VFGH), quien comunicaba a la prensa el anuncio de la retirada de la gimnasta. “Lamentamos profundamente que Yana, una gimnasta extraordinaria, deje la competición siendo aún tan joven. Ya no le quedan fuerzas para soportar más operaciones”, afirmó Viner.

Kudryavtseva ha sufrido una fractura en la pierna que no le permitirá volver a rendir al máximo nivel. Una lesión irreparable a nivel deportivo ya que le impedirá entrenar o competir al más alto nivel.

La precocidad en la gimnasia

Es habitual que, en deportes como la gimnasia rítmica, las atletas empiecen a competir al más alto nivel desde muy jóvenes. Un deporte que requiere un sacrificio y un entrenamiento muy duros, sobre todo cuando se quiere competir en la más alta categoría. Algo que puede llegar a pasar factura como le ha sucedido a Yana.

La gimnasta rusa Kudryavtseva posee el record de precocidad de una campeona mundial, cuando en 2013 lo logró con tan sólo 15 años en el concurso completo de los Mundiales de Kiev.

Yana empezó desde muy joven su en la gimnasia rítmica. En 2008, con 11 años empezó su carrera deportiva que le ha llevado a lo más alto de esta disciplina hasta que ahora se ha visto obliga a reiterarse por lesión.

Posee en su palmarés 13 títulos, tres subcampeonatos mundiales, 9 cetros europeos y no podemos olvidar la medalla de plata obtenida en los Juegos Olímpicos celebrados este año 2016 en Río.

Cabe destacar que es la única gimnasta de la historia que nunca ha estado fuera del podio en las competiciones internacionales en las que ha tomado parte.

Dejar respuesta