Con menos de 400.000 habitantes, Cardiff sin duda no es la ciudad del Reino Unido más poblada, visitada o famosa. Pero ser la sede de la final más esperada del fútbol lo cambia todo.

A poco más de dos semanas para que el Real Madrid y la Juventus se enfrenten en la final de la Champions League, la locura por presenciar el encuentro se ha desatado, no solo entre los socios y seguidores de ambos equipos, sino también entre quienes ofertan alojamientos en esta ciudad que, debido a la gran demanda, han inflado los precios a niveles sorprendente.

Un encuentro solo apto para bolsillo llenos

Según una investigación realizada por la web de alquileres vacacionales Holidu, el hospedaje en la ciudad durante los días de la final de la Champions League, han incrementado en un 915% pasando del promedio de 120€ por noche hasta unos 1.208€ por pernoctar apenas un día en la ciudad del momento.

Algunos hospedajes ofrecen incluso estancias por 7.200€ la noche, una jugosa suma que resulta sorprendente (y difícil de pagar) para muchos. A pesar del coste de la noche, la ciudad ya cuenta con un 90% de ocupación por lo que cada vez es más difícil conseguir dónde dormir durante los primeros días de junio.

Y llegar hasta allí tampoco es fácil, no solo porque los precios de los billetes de avión se han disparado a más de 800€, mucho más de lo que cuesta ir de Madrid a Nueva York, por ejemplo, sino porque además los vuelos directos para llegar a Cardiff entre el 2 y el 4 de junio se han agotado en su totalidad.

El elevado coste de hospedajes y vuelos es solo una parte de la ecuación, y es que la locura se ha extendido hasta los socios de ambos equipos que han realizado solicitudes de forma masiva para hacerse con las entradas del encuentro.

Más de 40.000 peticiones de entradas entre los socios del Madrid

Las apuestas son reñidas, y aunque para algunos el equipo de la Juventus es ligeramente favorito para ganar la final, lo madridistas no se dejarán arrebatar el título fácilmente sin salir a apoyar a su equipo.

Como ya es tradición, los socios del equipo merengue han solicitado al club entradas para acudir a este evento deportivo, peticiones que han superado las entradas asignadas sumando más de 40.000 solicitudes, por lo que se ha tenido que recurrir a un sorteo para que los seguidores puedan acceder a la oportunidad de animar a su oncena desde las gradas.

El caso de la Juve no fue muy diferente y se estima que las peticiones alcanzarán los 60.000 ingresos entre el grupo de socios que esperan ver al equipo de Turín triunfar en el campo.

Mientras, los seguidores de ambos equipos no solo deberán luchar por encontrar entradas sino también por ubicar un sitio en el que pasar la estancia sin tener que pagar un ojo de la cara por ello. Hasta ahora el Camp Cardiff, levantado temporalmente entre el 31 de mayo y el 4 de junio solo para este evento, es la opción más barata y la recomendada por la UEFA para los aficionados que no quieran perderse el encuentro más esperado de la temporada.

Dejar respuesta