El delantero galés del Real Madrid que viajo a Inglaterra este martes para someterse a una intervención quirúrgica en el tobillo derecho, estará de baja hasta el mes de abril del año que viene. El jugador que recibió ayer el alta médica en el King Edward VII Hospital de Londres, empezará a la recuperación en los próximos días.

Lo que se creía iba a ser una baja de dos o tres meses como mucho al final se prevé que se alargará hasta el mes de abril, por lo que el equipo blanco no podrá contar con el jugador galés, una de sus figuras estrella. Tras la intervención se ha visto que la lesión era más grave de lo que se creía en un principio, lo que supone que su recuperación llevará más tiempo.

Además de perderse este sábado el Clásico que enfrenta al Real Madrid con el F. C. Barcelona, Bale no disputará al menos 14 jornadas de liga, el Mundial de Clubes, los octavos de final de la Champions  League y la Copa salvo que su equipo se clasifique para la final.

El jugador se lesionó en el partido de Champions que enfrentó al Madrid con el Sporting de Portugal. Tras el diagnóstico de “luxación traumática de los tendones peroneos de su tobillo derecho”, se pretendía evitar el paso de Bale por el quirófano pero finalmente la intervención ha sido necesaria.

Un Madrid sin Bale

El entrenador del club merengue tendrá que pensar la forma de sacar la temporada adelante sin uno de sus jugadores estrella, que supondrá algunos cambios en la alineación. La primera gran prueba del club sin el galés será este sábado en el Clásico, en el que se enfrentará al Barcelona sin su tridente de ataque BBC.

Zidane tampoco podrá contar para este encuentro con Toni Kroos ni Álvaro Morata que siguen recuperándose de sus respectivas lesiones.

Dejar respuesta