Teniendo un blog podrás publicar lo que quieras, siempre se aconseja publicar material legal, que no sea obsceno, de aceptabilidad, para el agrado de la visita, 0 copias de otros sitios y que principalmente domines tu el tema de tu publicación. Podrás expresarte como quieras, muchos son distintos en su forma de ser cuando se comunican con sus lectores, pero siempre dirígete con respeto, para exigir hay que otorgar.

¿Por qué un lector te puede atacar?

Al tener la libertad de plasmar tus opiniones y puntos de vista, tus gustos, temas que te interesen, intereses públicos o incluso experiencias vividas, pueden llegar a afectar a personas que su naturaleza por lo general es tóxica. Que solo piensan en destruir con sus comentarios, a los que nada les gusta y todo les molesta.

Ojalá no sea tu caso pero si de casualidad te consigues con un visitante indeseado en tu sitio no podrás escapar fácilmente de él, además el  caer en la tentación de responder algún comentario de manera grosera y decir lo que realmente se piensa se vería muy mal de tu parte, así que primero busca la raíz del problema, no actúes sin pensar y si algo te ha puesto furioso hasta decir basta, calma esa ira y no dejes que te controle.

No percibas todo como insulto, si vez que se esforzó en ofenderte haz que esas palabras no te duelan y te den igual. Claro no todos los casos son tan extremos, también hay casos en que no te hacen perder los estribos de inmediato, y solo se dedican a estar encima de ti y no dejarte hacer nada sin que sepas su punto de vista negativo.

Desvíale el tema, usa métodos que hagan que el mismo se pregunte el por qué lo hace, pero si vez que en algún momento por odioso que sea ese lector molesto tiene razón, tómalo como critica constructiva aunque te cueste aceptarlo así, y arregla lo que te haya indicado. No permitas que el problema se convierta en algo personal y conlleve a un sentimiento negativo, recuerda el del problema es él no tú, ni te conoce ni lo conoces.

Mantén la calma por sobre todas las cosas que pueda llegar a decirte y publicar en algún tipo de contacto contigo, no dejes que te incumba en su juego y mantén la compostura, siempre y cuando no hayas cometido tú un error, el que terminará perdiendo y retirándose es tu ”cliente insatisfecho”.

Dejar respuesta