Este miércoles por la noche se decidirá el ganador del título mundial de ajedrez en Nueva York. El vigente campeón, Magnus Carlsen y el aspirante, Sergei Karjakin, disputaran un duelo de ajedrez que se decidirá en cuatro partidas rápidas.

Ambos jugadores se encuentran en tablas 6-6 tras la duodécima y última partida en la que tanto el jugador noruego Carlsen como el ruso Karjakin, decidieran conformarse y dar por bueno un empate que les llevará a las partidas rápidas. Una partida que duró 35 minutos y que con tan sólo 30 movimientos apenas percibimos espíritu de lucha por ninguno de los ajedrecistas. No arriesgaron y se limitaron desde la apertura a ir cambiando piezas para así llegar al movimiento 30 y no ser sancionados por falta de combatividad.

Resultó ser una partida aburrida, en la que los espectadores fueron testigos de los pobres intentos de los jugadores. Dado que no hubo un gran espectáculo y la cantidad de dinero que se pagó por las entradas para disfrutar de esta última partida, la organización del torneo ha decidido compensar a los asistentes con entradas para el desempate de este miércoles.

Carlsen favorito para hacerse con el título

El jugador noruego Magus Carlsen sigue siendo el favorito para hacerse con el título de campeón en las partidas rápidas, ya que ha sido el campeón mundial de esta modalidad de enfrentamientos. Aunque durante este torneo el jugador ha mostrado algunos movimientos poco propios de él y el hecho de que decida arriesgarlo todo al desempate tampoco le asegura nada. “No tenía buenas sensaciones; cuando termine el mundial ya explicaré porque me interesaba llegar al desempate”, manifestó el jugador noruego para justificar su decisión de ir a por las tablas.

Por su parte, el jugador ruso Karjakin, por quién pocos apostaban al inicio del torneo, se ha mostrado contento con las tablas, “Carlsen era el favorito y sin embargo hemos terminado 6-6”. Un jugador que espera que su templanza le ayude a hacerse con el título.

Dejar respuesta